Normas post-extracción

Una extracción dental es un procedimiento quirúrgico que consiste en sacar un diente del alvéolo dental (cavidad ósea donde se alojan las raíces de los dientes), siempre bajo anestesia local. En ocasiones durante la extracción el diente tiene que ser previamente seccionado, el hueso donde se encontraba alojado debe ser legrado (raspado) para limpiar bien la zona y terminar suturando la encía para facilitar una buena cicatrización.

También puede ocurrir que el diente este incluido y no haya emergido por la encía sino que esté por debajo de ella, para estos casos tendremos que realizar una incisión o corte para poder extraerla.

Hay casos en los que la extracción se realiza porque hay una infección activa, en estos casos el cirujano previamente recetará antibiótico para tomarlo antes y después de la extracción y ayudar a eliminar la infección.

Es importante seguir las pautas que te recete el especialista.

Leer másNormas post-extracción